El dulce negocio de la Dulcería Centroamericana


  • Eventos
  •     Auxiliar

  •     |       jueves, 24 de enero del 2019


Confitería Americana, 83 años endulzando el paladar


En el negocio de los dulces, laDulcería Centroamericana ha destacado no solo por su tradición, también por la calidad y el crecimiento desde sus inicios. Es por eso que será galardonada por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) con el premio a la Empresa Pyme del año.

José Luis Cabrera, propietario y quien está al frente de la Confitería Americana por segunda generación, dijo que el premio que reciben por parte de la ASI es un reconocimiento al esfuerzo y la tenacidad que ha mostrado la empresa por más de 80 años.

“Esto es un honor para nosotros como empresa que se ha desarrollado; sin ser un monstruo, hemos llegado a producir una buena cantidad”, indicó.


La Confitería Americana fue fundada en 1930 por Carmen Arévalo y Antonio Cabrera, sin saber que darían vida a una de las empresas de mayor tradición del país. Iniciaron operaciones en una casa situada en la 3.ª calle oriente, en el centro de San Salvador. Al inicio, la empresa únicamente fabricaba dulces artesanales y sus sorpresas para niños, productos que han estado presentes en el mercado hasta la fecha.

Antonio Cabrera, un hombre visionario, decidió abrir una dulcería ya que para ese tiempo El Salvador era un importador neto de confite. Para 1950, en un local más amplió situado en la 5.ª calle oriente, siempre en San Salvador, comenzó a modernizar sus procesos de producción y adquirió la primera máquina industrial.

Actualmente la Confitería Americana posee cerca de 140 empleados y tiene una de las más modernas fábricas, con lo que ha logrado diversificar su producción. La empresa ha salido a conquistar el paladar de clientes de otros países y ahora exporta cerca del 60 % de su producción a Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana; además, tiene proyecciones para exportar a Estados Unidos y Costa Rica.


Ver Más